Síndrome compartimental

Causas

Capas gruesas de tejido, denominadas fascia, separan grupos de músculos entre sí en los brazos y en las piernas. Dentro de cada capa de fascia se encuentra un espacio confinado, llamado compartimento, que incluye tejido muscular, nervios y vasos sanguíneos. La fascia rodea estas estructuras de manera similar a como los cables están cubiertos por un material aislante.

La fascia no se expande. Cualquier inflamación en un compartimento ocasionará aumento de presión en esa área, lo cual ejercerá presión sobre los músculos, los vasos sanguíneos y los nervios.

Si esta presión es lo suficientemente alta, el flujo de sangre al compartimento se bloqueará, lo cual puede ocasionar lesión permanente en los músculos y los nervios. Si la presión se prolonga durante un tiempo considerable, el músculo puede morir, el brazo o la pierna no funcionarán más y posiblemente sea necesario amputarlos.

La inflamación que lleva al síndrome compartimental ocurre a raíz de traumatismo, como un accidente automovilístico o una lesión por aplastamiento, o cirugía. La hinchazón también puede ser causada por fracturas complejas o lesiones a tejidos blandos debidas a traumatismo.

El síndrome compartimental prolongado (crónico) puede ser causado por actividades repetitivas como correr. La presión en un compartimento únicamente se incrementa durante esa actividad.

El síndrome compartimental es más común en la parte inferior de la pierna y en el antebrazo. También puede presentarse en la mano, el pie, el muslo y en la parte superior del brazo.

Síntomas

El síndrome compartimental causa dolor intenso que no desaparece cuando uno toma analgésicos o eleva el área afectada. En los casos más serios, los síntomas pueden abarcar:

  • Disminución de la sensibilidad

  • Entumecimiento y hormigueo

  • Palidez de la piel

  • Dolor intenso que empeora

  • Debilidad

Pruebas y exámenes

Un examen físico revelará:

  • Dolor al presionar el área.

  • Dolor intenso al mover el área afectada (por ejemplo, una persona con síndrome compartimental en el pie o en la parte inferior de la pierna experimentará dolor intenso al mover los dedos de los pies hacia arriba y hacia abajo).

  • Hinchazón en el área.

Síndrome de Sudeck (o distrofia simpática refleja)

Distrofia o atrofia post-traumática en los huesos y en las partes blandas, provocada por desarreglos neurovegetativos con alteraciones del metabolismo y de la circulación sanguínea. El síndrome puede aparecer debido a cambios de posición reiterados, una inmovilización deficiente o técnicas operativas traumáticas.

En la enfermedad de Sudeck, parte del diagnóstico es también determinar la fase de la enfermedad. La clasificación se basa en los síntomas presentes. Se distinguen tres etapas, y no siempre se producen todos los síntomas enumerados: algunos pueden también volver en el curso de la enfermedad. Las fases I y II ocurren dentro de un año. La enfermedad de Sudeck se puede curar antes de llegar a la fase III.

Fases de su curso:

  • Fase 1 (hinchazón pastosa de las partes blandas, piel lívida y húmeda, dolor duradero e intenso),

  • Fase 2 (retroceso del dolor, distrofia y atrofia crecientes de las partes blandas y los huesos) y

  • Fase 3 (atrofia completa, indolora y sin regresión de todas las estructuras del tejido con endurecimiento de la articulación).

Plan de Terapia 

Sindrome compartimental

  • Total de tratamiento: 5-20

  • Tratamiento/semana: día por medio

  • Dosis J/cm2: 4-6

  • Acupuntura láser: VB34

Síndrome de Sudeck

  • Total de tratamiento: 10-20

  • Tratamiento/semana: día por medio

  • Dosis J/cm2: 4-6

  • Acupuntura láser: VB34 VE11, VB39, VB34

  • Terapia superficial: Se irradia una gran superficie del área sobre los músculos o huesos afectados.

  • Puntos gatillo y puntos sensibles, y laser acupuntura

Síndrome compartimental: Se estimulan puntualmente los puntos gatillo y puntos sensibles existentes y el punto VB34.

Síndrome de Sudeck podemos incluir los puntos importantes de influencia de la acupuntura para los huesos, los tendones y los músculos (VE11, VB39, VB34).

Efecto

La terapia láser puede activar de forma eficaz los procesos de regeneración en la fase inicial. Por eso se debería iniciar lo antes posible después de una lesión (síndrome compartimental).

En el Síndrome de Sudeck la terapia láser es efectiva en las fases I y II.

Ubicación anatómica de los puntos de acupuntura

VB34-YANGLIANQUAN: En la depresión anteroinferior de la cabeza del peroné

V11-DASHU: A 1,5 cun lateral al borde inferior de la apófisis espinosa de la vertebra torácica, (entre la  y 2a vertebra torácica).

VB39-XUANZHONG: A 3 cun por encima de la prominencia posterior del peroné.

 

Sindrome de Sudeck

Equipos Láser